EL PERIODISTA VENEZOLANO, ENTRE LA ÉTICA Y LA RAZON POLÍTICA.

Una aproximación teórica para  la formación periodística en las Escuelas de Comunicación Social de Venezuela

Por: Alicia Scott

ACERCAMIENTO A LA REALIDAD

El periodismo es una actividad que consiste en recolectar, sintetizar, jerarquizar y publicar información relativa a la actualidad,  especialmente a hechos de interés colectivo.  Para obtener dicha información, el periodista debe recurrir obligatoriamente a fuentes verificables o a su propio testimonio. La base del periodismo es la noticia, pero comprende otros géneros, muchos de los cuales se interrelacionan, como la entrevista, el reportaje, la crónica, el documental y la opinión. El periodismo puede ser informativo, interpretativo o de opinión. La información es difundida por medios o soportes técnicos, lo que da lugar al periodismo gráfico, la prensa escrita, el periodismo radiofónico, el audiovisual (mediante televisión y el cine) y el periodismo digital o multimedia (  Colombo, 1997  ).

En algunos países del mundo, entre ellos Venezuela, se crearon las Escuelas de Comunicación Social para formar periodistas con la misión de que, una vez en el campo laboral,  informen  de manera veraz y objetiva a la sociedad,  teniendo como norma irrenunciable la verdad y contribuyan con el desarrollo individual y colectivo del ser humano. En nuestro país, la primera escuela de Periodismo, como se le llamó inicialmente, fue decretada  en el año 1946 y en el año 1947 se inició esta carrera de manera formal  en la Universidad Central de Venezuela (UCV).

Hoy día en nuestro país la carrera de Comunicación Social se dicta, además de la UCV, en la  Universidad de Los Andes, la Universidad del Zulia, la Universidad Bicentenaria de Aragua, la Universidad Católica Andrés Bello y la Universidad Bolivariana de Venezuela; además del programa dictado en la Misión Sucre;  instituciones  éstas que, podemos inferir hoy más que nunca, se diferencian en cuanto a su visión de mundo y en consecuencia  en su visión acerca  del perfil del profesional egresado de sus aulas, habida cuentas de que se trata de universidades autónomas (UCV, ULA, LUZ), universidades privadas (UBA, UCAB) y experimental (UBV).

Históricamente  se ha evidenciado una contradicción entre los principios que son inculcados al estudiante de Comunicación Social en las Universidades y lo que es su ejercicio como profesional, fundamentalmente en lo que se refiere a la puesta en práctica del Código de Ética y sus preceptos de objetividad, verdad y la función  social del periodista que se debe al pueblo.

En ese sentido, se podría afirmar  que no existe objetividad pura en ningún acto humano, y menos cuando dicho acto está relacionado con  la  producción intelectual, y todavía  menos  cuando se trata del acto de informar a través de medios de comunicación social que, como se sabe, en su mayoría, pertenecen a grupos económicos movidos por intereses meramente mercantilistas.

Además, desde el mismo momento en que un periodista selecciona un título y no otro para abrir la información que redacta, porque le parece que lo más importante es ese aspecto y lo quiere resaltar,  ya ese acto deja de ser objetivo;  igualmente, la manera cómo ese periodista percibe un hecho, y cómo lo traduce en palabras escritas o habladas a través de los medios de comunicación,  entrará influenciada por sus valores, creencias, posturas en torno a la vida y la sociedad,  esto es todavía más acentuado cuando  el hecho cubierto por el periodista es de  corte político.

Es importante agregar, también, que el artículo 4 del código de ética del periodista venezolano (1988) dice textualmente: El periodista tiene la verdad como norma irrenunciable, y como profesional está obligado a actuar de manera que este principio sea compartido y aceptado por todos. Ningún hecho deberá ser falseado y ningún hecho esencial deberá ser deliberadamente omitido, lo que hace  reflexionar en torno a cómo el significado de la palabra verdad es tan relativo, dependiendo de los valores, principios, ideología religiosa, política y económica de cada persona o grupo, de manera tal que cuando a los estudiantes de periodismo se les habla de que la verdad debe ser norma irrenunciable en el ejercicio de su profesión, pues cada quien la puede asumir de manera particular.

Igualmente, debe destacarse el artículo 2 del mencionado  código que expone  de manera textual: El periodista tiene su origen en la libertad de expresión y el derecho a la información, normas democráticas consagradas en la Constitución de la República. El periodista debe luchar por la vigencia y efectividad de tales principios; pero la definición o percepción de tales principios variará dependiendo de los intereses de orden político, ideológico o económico de cada periodista y, peor aún, en la mayoría de los casos, dependiendo de los intereses  de los dueños de medios donde ellos trabajan.

La realidad es que, ya en su campo de trabajo, el periodista debe enfrentarse con factores externos a él que condicionan su ejercicio profesional como lo son las líneas editoriales de los distintos medios de comunicación social, impuestas por sus dueños y quienes a su vez obedecen a intereses de tipo económico e ideológico y político, así como una realidad social, que coloca al profesional de la comunicación  en condiciones de vulnerabilidad.

Igualmente, el periodista debe confrontar lo señalado en el código de ética de su profesión con sus posiciones individuales, elementos ideológicos, valores, intereses personales, políticos  y  laborales que, sin duda alguna influyen en su visión de mundo y. en consecuencia marcarán su ejercicio profesional.

En cuanto al  artículo 1 del código de ética, que reza: El periodismo es un servicio de interés colectivo y el periodista está en la obligación de ejercerlo consciente de que cumple una actividad indispensable para el desarrollo integral del individuo y la sociedad; y  el artículo 6, que expresa: El periodista se debe fundamentalmente al pueblo, el cual tiene derecho a recibir información veraz, oportuna e integral a través de los  medios de comunicación social; en ellos se retrata la función social del periodista venezolano y queda claro  cómo su trabajo debe estar orientado a beneficiar al pueblo como colectivo y a la persona como individuo,  a través de una información veraz, oportuna e integral.

Esta función del periodista está expresada igualmente en el artículo 58 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (1999), que apunta:

La comunicación es libre y plural, y comporta los deberes y responsabilidades que indique la ley. Toda persona tiene derecho a la información oportuna, veraz e imparcial, sin censura, de acuerdo con los principios de esta Constitución, así como a la réplica y rectificación cuando se vea afectada directamente por informaciones inexactas o agraviantes. Los niños, niñas y adolescentes tienen derecho a recibir información adecuada para su desarrollo integral

Desde ese punto de vista,  sería interesante profundizar acerca de la percepción que tiene la sociedad actual de la función del periodista venezolano.

Resulta pertinente  también comparar  los pensa de las  carreras de Comunicación Social en algunas universidades venezolanas,  y ver de qué manera se está enfocando la ética de la profesión en ellos, por un lado, y por el otro, conocer cuál es la visión acerca de su rol social, en los estudiantes que cursan los últimos semestres y así analizar si las universidades venezolanas están formando profesionales del periodismo para ser comunicadores  apegados a la verdad, claros en su compromiso con el pueblo de Venezuela, que tiene derecho a ser debida y oportunamente informado; o,  para ser actores políticos, posición ésta que no está contemplada ni en el código de ética periodística, ni en las leyes que rigen la materia.

Pero además, sería oportuno analizar  si las universidades están  formando    meros técnicos, autónomos, seguidores de fórmulas precisas para redactar informaciones “objetivas”; o profesionales cuyo interés más grande  es aparecer en medios de comunicación para hacerse famosos o con objetivos netamente mercantilistas.

De allí se podría igualmente  considerar la pertinencia social de los distintos pensa de estas universidades, a la luz de la nueva realidad política, económica y social de Venezuela y hasta qué punto dichos pensa están insertos en esa nueva realidad.

La presente investigación tratará de comprender  la visión muy particular que cada periodista pudiera tener del Código de Ética de su profesión y se estudiará en qué artículos dicho código permite esa multiplicidad interpretativa. (Subjetivada,  ética individualizada).

También, la investigación estará orientada  a profundizar acerca de la contradicción que existe  para los profesionales de la comunicación social  cuando, una vez egresados de las aulas de sus universidades,  deben confrontar el contenido de lo que dice  el código de ética del ejercicio del periodismo con lo que es la realidad del  ejercicio profesional.

Se hará una indagación acerca  de este complejo entramado de la formación periodística actual y su reflejo en la sociedad,  en función de tratar de tener una visión  lo que hay al respecto y de generar aproximaciones teóricas y, por qué no,  orientaciones más  adaptadas a esta realidad, que pudieran ser tomadas en cuenta por las escuelas de Comunicación Social de las universidades venezolanas.

Interrogantes de la Investigación

Toda esta compleja realidad lleva al investigador a plantearse las siguientes interrogantes: ¿Cuál es la percepción que la comunidad por un lado, y los dueños de medio por el otro,  tienen acerca del ejercicio del periodista venezolano, a la luz de su función social expresada en el código de ética y la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela?;¿Están ajustados los pensa de las carreras de comunicación social de las  universidades venezolanas a la nueva realidad política, social y económica del país o existe un desfase? En ese sentido, ¿existen diferencias de enfoque entre los pensa de las universidades autónomas, experimentales y privadas que dictan esta carrera?, ¿Qué percepción tienen los estudiantes de los últimos semestres de comunicación social de su rol social y el código de ética?¿qué piensa el periodista venezolano acerca del rol social que le adjudica el código de ética de su profesión? ¿lo está desempeñando? ¿Cuál es la interpretación que el periodista le da a los artículos 1, 2,  y 6 del Código de ética de su profesión? ¿Existe contradicción entre lo que establece el código de ética del periodista venezolano y la realidad con la que se encuentra durante su ejercicio profesional? ¿Puede realmente el periodista cumplir con lo que expresa su código de ética?

Propósitos de la Investigación

Esta  investigación se plantea como propósitos los siguientes:

  • Percibir la percepción que la comunidad y dueños de medios tienen del ejercicio del periodismo en Venezuela.
  • Comparar los pensa de las carreras de Comunicación Social de universidades autónomas, privadas y experimentales y su pertinencia social a la luz de la nueva realidad del país y del rol social que el periodista venezolano debe desempeñar de acuerdo al código de ética de su profesión.
  • Entender la valoración que los estudiantes de comunicación social y profesionales del periodismo tienen de los artículos 1,2 y 6 del Código de ética del Periodismo, donde se especifica su apego a la verdad y su rol ante la sociedad.
  • Comprender si es factible que los preceptos del código de ética del periodismo venezolano se puedan cumplir a cabalidad durante el ejercicio profesional y qué factores pueden influir en que esto no sea así.
  • Teorizar acerca del mundo complejo del ejercicio del periodismo para aportar orientaciones adaptadas a esa  complejidad, que pudieran ser tomadas en cuenta por las escuelas de Comunicación Social de las universidades venezolanas.

Para lograr tales propósitos, la investigadora hará uso del enfoque complejo-dialógico, ubicado dentro del paradigma de la complejidad, que al decir de Leal (2009), tiene como fin último la construcción. Este enfoque, según el mismo autor, parte de una concepción de la realidad indeterminada, “en el cual el desorden es creador, la simetría se ha roto los efectos son fértiles, los desequilibrios son permanentes, las causas y los efectos presentan relaciones complicadas, está presente la no linealidad” (p. 45).

Así pues, mediante el Paradigma de la Complejidad el investigador se aproxima  a una nueva forma de pensar la realidad. Si la ciencia mecanicista aspiraba al conocimiento de lo universal, la ciencia de la complejidad aspira al conocimiento de la diversidad y lo particular; de allí que este paradigma se adapte perfectamente a los propósitos que se pretenden alcanzar con esta investigación, que estudiará una realidad compleja por la diversidad de factores, desde lo particular a lo general y desde lo general a lo particular.

Justificación

La investigación se justifica en cuanto a que toca un tema que, en primer lugar, tiene una gran pertinencia actual, debido a las distintas posturas que existen en cuanto al ejercicio del periodista; asimismo, permitirá estudiar los pensa de la carrera de Comunicación Social que imparten algunas  universidades venezolanas, para  percibir cuán actualizados están y si están en consonancia no sólo con la realidad política, económica y social de Venezuela, sino además con el mandato expreso del Código de ética de la profesión, acerca de cuál debe ser la función social del periodista.

Se ahondará acerca de la realidad compleja que vive el profesional del periodismo, desde su formación en las universidades,  hasta la realidad de su ejercicio profesional, ubicado entre sus propios valores, creencias, ideologías y principios, y las  presiones de patronos, su realidad social, entre otros aspectos, que llevarán a entender el por qué esta realidad es mucho más  de lo que en apariencia se puede percibir.

Asimismo, la investigación  hará una aproximación teórica en torno a esta compleja realidad, que sin duda  generarán elementos que no pretenderán ser absolutos, pero que pudieran servir  para sustentar estudios posteriores en torno al entramado mundo del ejercicio del periodismo.

About these ads

Una respuesta hacia “EL PERIODISTA VENEZOLANO, ENTRE LA ÉTICA Y LA RAZON POLÍTICA.”

  1. ALEXANDER Dice:

    AMIGO MI COMENTARIOS ES PARA ACOTAR QUE EN LA UNIVERIDAD CÁTOLICA SANTA ROSA TAMBIEN SE DICTA LA CARRERA DE COMUNICACIÓN SOCIAL.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: